Mensaje del Concejal Huizar sobre tácticas empleadas en Boyle Heights Debate sobre el Aburguesamiento

Mensaje del Concejal Huizar sobre tácticas empleadas en Boyle Heights Debate sobre el Aburguesamiento

Queridos amigos: Como residente de Boyle Heights que orgullosamente ha vivido aquí por varias décadas, quería dar un mensaje sobre un tema sumamente importante para nuestra comunidad: el aburguesamiento.

Mientras comparto las preocupaciones sobre el desplazamiento y el aumento de costos de vivienda en Boyle Heights, el vandalismo basado en motivos raciales o de cualquier otro tipo, como el que se ha dirigido hacia negocios pequeños y galerías de arte, y más recientemente hacia la cafetería Weird Wave, es completamente inaceptable y no debería de ser tolerado.

Todos tenemos el derecho de expresar nuestras opiniones que son protegidas por la primera enmienda - eso no está en disputa. Pero si esta expresión se convierte en destrucción de propiedad, o violencia de cualquier tipo, o dirigida hacia personas solamente por su raza, esto va en contra de todo lo que representa Boyle Heights.

Podemos y deberíamos de usar nuestra libertad de expresión para abogar por nuestros vecinos cuyas rentas están aumentando sin razón, como nuestros mariachis que están enfrentado desalojo en la calle 2ª, o en solidaridad con nuestros vendedores ambulantes cuando son el objetivo de violencia, como en el incidente reciente con el elotero Benjamín Ramírez. Yo apoyó activamente estos esfuerzos de protesta y lo seguiré haciendo.

Pero en cuanto a la destrucción de propiedad, violencia o tácticas violentas basadas en la raza de una persona, la historia de Boyle Heights como una comunidad diversa nos ha enseñado valiosas lecciones: la violencia nunca es la respuesta y el racismo engendra el racismo. Así que debemos de rechazar el racismo hoy, mañana y siempre. En sus primeros años, Boyle Heights se convirtió en una de las primeras comunidades verdaderamente diversas de la ciudad, en parte por su rechazo de prácticas racistas que se utilizaban en otras comunidades de la ciudad que literalmente prohibían a personas de diferentes religiones y orígenes étnicos de vivir juntos.

En lugar de enfocarnos en negocios, y particularmente en negocios pequeños, deberíamos de concentrar nuestros esfuerzos y atención en soluciones tangibles para tratar de resolver estos problemas de aburguesamiento que enfrentamos en Boyle Heights, y de hecho en toda la ciudad.

Realmente si hay preocupaciones serias sobre la accesibilidad de vivienda en Boyle Heights y la Ciudad de Los Ángeles. A pesar de que en Boyle Heights hay más viviendas bajo las protecciones de control de renta que en otras partes de la Ciudad, muchos de nuestros vecinos siguen siendo desplazados debido a las altas rentas y la escasez de viviendas asequibles.

Mi oficina ha trabajado con organizaciones comunitarias y con la Ciudad para impulsar varias iniciativas de vivienda, incluyendo una campaña de puerta a puerta en Boyle Heights para informar al más de 88% de los inquilinos que están protegidos bajo la ley de control de renta que tienen protecciones de incrementos ilegales de alquiler y desalojos.

Otras acciones que hemos tomado incluyen impulsando legislación para:
• Prohibir el hostigamiento de inquilinos por propietarios
• Requerir que se le proporcione información más sustantiva a los inquilinos que están en unidades bajo el control de renta sobre sus derechos de inquilino al firmar su contrato de arrendamiento
• Ampliar la cantidad de viviendas asequibles al permitir que unidades ilegales y sin permisos sean aprobadas a cambio de unidades asequibles.
• Solicitar al Departamento de Vivienda de crear un plan para monitorear y expandir los pactos de vivienda asequibles en la Ciudad que están programados para expirar.
• Crear una lista pública de la cantidad de viviendas asequibles en la Ciudad y publicarla electrónicamente.
• Requerir que el personal de la Ciudad nos informe sobre métodos y programas que incentivaran a propietarios a mantener a negocios pequeños en la comunidad.
• Establecer una oficina del Departamento de Vivienda en nuestro edificio Boyle Heights City Hall, donde residentes podrán recibir asistencia directa de expertos en asuntos de vivienda.

Y mientras mi oficina ha trabajado con varias organizaciones para traer más viviendas asequibles a Boyle Heights, donde por cierto hay más viviendas asequibles que en otras comunidades en la Ciudad, estamos buscando arduamente más oportunidades para traer más viviendas asequibles a Boyle Heights.

Seguiré trabajando junto con el Concilio en la propuesta conocida como “Linkage Fee” que ayudará a crear ingresos constantes para viviendas asequibles a través de cuotas generadas por nuevos proyectos de desarrollo. Esta propuesta será escuchada muy pronto y espero que se adopte en el Comité de Planificación que encabezó.

Estas son sólo algunas cosas que podemos hacer juntos. Ya sea que estemos practicando nuestro derecho de expresarnos libremente, o trabajando para crear mejores pólizas, no perdamos de vista quiénes somos y de qué está hecho Boyle Heights. Nuestra historia nos ofrece otra valiosa lección: cuando todo Boyle Heights se une, nada es imposible.

Adelante!

José

Mensaje del Concejal Huizar sobre tácticas empleadas en Boyle Heights Debate sobre el Aburguesamiento

Queridos amigos: Como residente de Boyle Heights que orgullosamente ha vivido aquí por varias décadas, quería dar un mensaje sobre un tema sumamente importante para nuestra comunidad: el aburguesamiento.

Mientras comparto las preocupaciones sobre el desplazamiento y el aumento de costos de vivienda en Boyle Heights, el vandalismo basado en motivos raciales o de cualquier otro tipo, como el que se ha dirigido hacia negocios pequeños y galerías de arte, y más recientemente hacia la cafetería Weird Wave, es completamente inaceptable y no debería de ser tolerado.

Todos tenemos el derecho de expresar nuestras opiniones que son protegidas por la primera enmienda - eso no está en disputa. Pero si esta expresión se convierte en destrucción de propiedad, o violencia de cualquier tipo, o dirigida hacia personas solamente por su raza, esto va en contra de todo lo que representa Boyle Heights.

Podemos y deberíamos de usar nuestra libertad de expresión para abogar por nuestros vecinos cuyas rentas están aumentando sin razón, como nuestros mariachis que están enfrentado desalojo en la calle 2ª, o en solidaridad con nuestros vendedores ambulantes cuando son el objetivo de violencia, como en el incidente reciente con el elotero Benjamín Ramírez. Yo apoyó activamente estos esfuerzos de protesta y lo seguiré haciendo.

Pero en cuanto a la destrucción de propiedad, violencia o tácticas violentas basadas en la raza de una persona, la historia de Boyle Heights como una comunidad diversa nos ha enseñado valiosas lecciones: la violencia nunca es la respuesta y el racismo engendra el racismo. Así que debemos de rechazar el racismo hoy, mañana y siempre. En sus primeros años, Boyle Heights se convirtió en una de las primeras comunidades verdaderamente diversas de la ciudad, en parte por su rechazo de prácticas racistas que se utilizaban en otras comunidades de la ciudad que literalmente prohibían a personas de diferentes religiones y orígenes étnicos de vivir juntos.

En lugar de enfocarnos en negocios, y particularmente en negocios pequeños, deberíamos de concentrar nuestros esfuerzos y atención en soluciones tangibles para tratar de resolver estos problemas de aburguesamiento que enfrentamos en Boyle Heights, y de hecho en toda la ciudad.

Realmente si hay preocupaciones serias sobre la accesibilidad de vivienda en Boyle Heights y la Ciudad de Los Ángeles. A pesar de que en Boyle Heights hay más viviendas bajo las protecciones de control de renta que en otras partes de la Ciudad, muchos de nuestros vecinos siguen siendo desplazados debido a las altas rentas y la escasez de viviendas asequibles.

Mi oficina ha trabajado con organizaciones comunitarias y con la Ciudad para impulsar varias iniciativas de vivienda, incluyendo una campaña de puerta a puerta en Boyle Heights para informar al más de 88% de los inquilinos que están protegidos bajo la ley de control de renta que tienen protecciones de incrementos ilegales de alquiler y desalojos.

Otras acciones que hemos tomado incluyen impulsando legislación para:
• Prohibir el hostigamiento de inquilinos por propietarios
• Requerir que se le proporcione información más sustantiva a los inquilinos que están en unidades bajo el control de renta sobre sus derechos de inquilino al firmar su contrato de arrendamiento
• Ampliar la cantidad de viviendas asequibles al permitir que unidades ilegales y sin permisos sean aprobadas a cambio de unidades asequibles.
• Solicitar al Departamento de Vivienda de crear un plan para monitorear y expandir los pactos de vivienda asequibles en la Ciudad que están programados para expirar.
• Crear una lista pública de la cantidad de viviendas asequibles en la Ciudad y publicarla electrónicamente.
• Requerir que el personal de la Ciudad nos informe sobre métodos y programas que incentivaran a propietarios a mantener a negocios pequeños en la comunidad.
• Establecer una oficina del Departamento de Vivienda en nuestro edificio Boyle Heights City Hall, donde residentes podrán recibir asistencia directa de expertos en asuntos de vivienda.

Y mientras mi oficina ha trabajado con varias organizaciones para traer más viviendas asequibles a Boyle Heights, donde por cierto hay más viviendas asequibles que en otras comunidades en la Ciudad, estamos buscando arduamente más oportunidades para traer más viviendas asequibles a Boyle Heights.

Seguiré trabajando junto con el Concilio en la propuesta conocida como “Linkage Fee” que ayudará a crear ingresos constantes para viviendas asequibles a través de cuotas generadas por nuevos proyectos de desarrollo. Esta propuesta será escuchada muy pronto y espero que se adopte en el Comité de Planificación que encabezó.

Estas son sólo algunas cosas que podemos hacer juntos. Ya sea que estemos practicando nuestro derecho de expresarnos libremente, o trabajando para crear mejores pólizas, no perdamos de vista quiénes somos y de qué está hecho Boyle Heights. Nuestra historia nos ofrece otra valiosa lección: cuando todo Boyle Heights se une, nada es imposible.

Adelante!

José

Get
Involved